diplomática The exclusive magazine

Discurso del Embajador de Kazajstán Excmo. Sr. Bakhyt Dyussenbayev en la recepción oficial con motivo del Día de la Independencia de la República de Kazajstán

En estos 25 años nuestro país se ha enfrentado con numerosas dificultades y desafíos, y ha podido superarlos y lograr unos avances considerables en los ámbitos económico, político y social.

Durante esos años Kazajstán ha llevado a cabo una impresionante transición desde la economía de planificación centralizada a una economía de mercado predominante. Kazajstán se ha convertido en un país con un ingreso por encima del promedio y ahora ocupa el lugar 53 entre los estados con la economía más competitiva, según el Foro Económico Mundial, así como el lugar 35 en el ranking del Banco Mundial “Doing Business 2017”.
Desde el año 1991 hasta el año 2015 el PIB de Kazajstán, así como el PIB per cápita, han crecido casi 8 veces.

Históricamente, el territorio de Kazajstán se ha convertido en un cruce de diferentes religiones y culturas, y actualmente en el país viven más de 130 grupos étnicos y 17 denominaciones religiosas reconocidas oficialmente. En este sentido, Kazajstán se enorgullece de su capacidad para mantener todos estos años la armonía religiosa en el país. Aún más, desde el año 2003, por iniciativa del Presidente Nursultan Nazarbayev, en la capital de Kazajstán, Astana, se celebra cada tres años el Congreso de los Líderes de las Religiones Mundiales y Tradicionales.

 

Gracias a una política exterior multidireccional, durante los pasados 25 años de independencia, Kazajstán se ha convertido en un puente geográfico, económico y político entre el Este y el Oeste.
El primer paso, y quizás el más importante, que contribuyó a eso, fue la decisión del Presidente de cerrar en agosto de 1991 el polígono de ensayos nucleares de Semipalatinsk, el más grande del mundo en aquel momento, así como el rechazo absoluto al cuarto arsenal de armas nucleares más grande del mundo, que consistía en más de 1.400 cabezas nucleares heredadas de la Unión Soviética.

 

Desde entonces, Kazajstán es un líder reconocido en el campo de la no proliferación y el desarme nuclear. Nuestro país presentó un proyecto de resolución, aprobado en 2009 por la Asamblea General de la ONU, según la cual el 29 de agosto, el día del cierre de ese polígono, fue proclamado como el Día Internacional Contra los Ensayos Nucleares.

 

 

También durante estos años, han sido logrados los avances en la creación de diversas formas de integración regional. En 1994, el Presidente de la República de Kazajstán propuso la idea de la integración euroasiática. Esto dio sus frutos con la creación de la Unión Aduanera en 2010, que, a su vez, en 2015 se convirtió en la Unión Económica Euroasiática.

 

Los 25 años de su independencia, Kazajstán ha tenido como objetivo el papel activo del país en el máximo número de organizaciones internacionales. Por ejemplo, en el año 2010 Kazajstán presidió la OSCE (Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa). Además, nuestro país ha presidido la Organización para la Cooperación Islámica (OCI), la Unión Económica Euroasiática, la Comunidad de Estados Independientes (CEI), la Organización del Tratado de la Seguridad Colectiva (OTSC) y el Consejo Túrquico, y durante los últimos dos años Kazajstán se ha convertido en el miembro del Foro “Asia-Europa” (ASEM) y de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

En junio de este año los esfuerzos diplomáticos consistentes nos han permitido conseguir un asiento no permanente en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para el bienio 2017-2018. De esta manera, Kazajstán se convirtió en el primer país de Asia Central, que fue elegido al Consejo de Seguridad de la ONU.

El año que viene en Astaná tendrá lugar la exposición internacional EXPO 2017, bajo el tema “La Energía del Futuro”, con la participación de más de 100 países y 17 organizaciones internacionales.
Me gustaría mencionar especialmente el alto nivel de nuestra cooperación bilateral con España. Nuestras relaciones se caracterizan por la confianza y mutuo entendimiento, las posturas de nuestros países acerca de los problemas internacionales más importantes son muy cercanas.
A lo largo de éste año se han celebrado una serie de visitas y eventos, entre los cuales cabe mencionar la visita del Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España a Kazajstán en el mes de abril, así como la VII Comisión Mixta Hispano-Kazaja de Cooperación Económica e Industrial y el Consejo Empresarial Kazajstán-España, que tuvieron lugar en Madrid en noviembre.

 

La agenda bilateral para el próximo año va a ser muy intensa. Estamos preparando una serie de visitas de alto nivel, que nos permitirán profundizar aún más nuestra colaboración en todos los ámbitos. También hay que señalar que en febrero del siguiente año vamos a celebrar el 25o aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre Kazajstán y España.